abalos-ffcc-el-espanol

José Luis Ábalos, ministro de Fomento, interviene esta semana en Madrid.

A los políticos españoles, independientemente de su tendencia política, les sobran propuestas de pactos de Estado que reparten alegremente y que finalmente suelen languidecer hasta desvanecerse, especialmente en el ámbito de las infraestructuras y el transporte. Se demostró con el pasado Gobierno de Mariano Rajoy y lleva camino de confirmarse con el actual Ejecutivo socialista.

Esta misma semana, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha vuelto a insistir públicamente durante un acto organizado por el diario digital El Español en la enésima propuesta para un nuevo pacto de Estado, esta vez en relación con el ferrocarril, y con el que pretende reforzar la posición española en el marco internacional del ferrocarril cuando se produzca la definitiva liberalización del sector a nivel europeo.

Para el ministro, la liberalización es, al mismo tiempo, un desafío y una oportunidad para las empresas públicas del sector, por lo que tiene intención de llegar a un acuerdo con la participación de los grupos políticos, para un nuevo pacto de Estado que marque un calendario de actuaciones consensuadas en el ámbito ferroviario al margen de quien gobierne.

Este pacto de Estado debería centrarse, a juicio de Ábalos, en afrontar los compromisos de la materialización de las conexiones europeas, sobre todo con Francia y Portugal.

Renfe ha demostrado, para el ministro, ser capaz de competir y estar preparada para asumir el reto que supone la liberalización, mientras que, en su opinión, Adif se ha convertido en un referente en el desarrollo de I+D+i en el ámbito ferroviario, aunque, según ha destacado, también queda camino por recorrer para mejorar la red convencional y los servicios de Cercanías.

En este sentido, Ábalos ha destacado el compromiso del Gobierno con la modernización del sector ferroviario, que supone una inversión del 80% del importe licitado por el Ministerio de Fomento, a través de proyectos de apoyo a la innovación con actuaciones como el TrenLab, que ha puesto en marcha Renfe, el Centro de Tecnologías Ferroviarias de Adif o el impulso a la digitalización de la logística de mercancías.