El Ministerio de Fomento presentará este viernes 22 de diciembre a la Comisión Europea su propuesta sobre las infraestructuras que deben recibir financiación europea para el periodo 2021-2027 en el marco del programa Conectar Europa.

Entre ellas, se encuentra la red convencional de ferrocarril entre Vigo y León, que en caso de aprobación, recibiría la ayuda en el año 2021, según recoge El Faro de Vigo. Se trata del único movimiento previsto hasta ahora por el Ejecutivo para impulsar la conexión entre el tren gallego y el Corredor Atlántico, dado que no asumirá el coste de las obras, como había solicitado la Autoridad Portuaria de Vigo.

En este sentido, desde Fomento han recordado que la próxima revisión de la red se efectuará en 2023 y se aprobará en 2027. Hasta entonces, el trazado es «inalterable» y la solución para Galicia reside en solicitar la inclusión de estas infraestructuras entre las vías prioritarias para conseguir financiación.

A mediados de octubre, tras la reclamación por parte de Galicia, Asturias y Castilla y León para la conexión del noroeste con el Corredor Atlántico, el departamento que dirige Íñigo de la Serna, se comprometió a trabajar para la inclusión del noroeste en el Corredor Atlántico una vez que la Comisión Europea inicie los trabajos para la elaboración de la normativa.

Desde la administración gallega, han explicado que con la solicitud de fondos podría mejorarse la red existente hasta que «se abra el mapa de infraestructuras europeas otra vez«. Asimismo, han reclamado que esta red se conecte desde 2018 con los puertos de Vigo y A Coruña.