Esta semana, el Comité Nacional del Transporte ha dado traslado de sus peticiones para mejorar la situación del transporte de mercancías por carretera a la Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, así como a los directores generales de cada una de las comunidades autónomas, en una reunión celebrada en Madrid.

En una corta reunión protocolaria, tal y como ya se esperaba, la directora general de Transporte Terrestre ha informado a las asociaciones de transportistas de que Fomento ya está trabajando en aquellas medidas trasladadas por el Comité en noviembre que caen dentro de su ámbito de actuación y, al mismo tiempo, ha remitido a otros Departamentos aquellas otras que les competen a cada cual.

El encuentro ha servido para que todos los directores generales de Transporte tengan un conocimiento de primera mano de la posición del Comité, así como de las diversas sensibilidades existentes en el seno de este órgano consultivo del Ministerio de Fomento.

De igual modo, también se han puesto sobre la mesa, entre otras propuestas, la necesidad de contar con más mesas de trabajo conjuntas entre las Administraciones y el sector, peticiones de mayor coordinación en el funcionamiento de las Juntas Arbitrales, necesidades de formación de los conductores profesionales, la consideración del transporte como un sector estratégico para la economía del país o una defensa más activa de la competitiva posición de las empresas españolas en el mercado europeo de transporte.

Así las cosas, el ultimátum de paro queda pendiente, como ya estaba previsto, para la próxima reunión del Comité Nacional del Transporte, que tendrá lugar el 18 de diciembre próximo y para la que las asociaciones esperan, con la asistencia ya confirmada del secretario de Estado de Infraestructuras, Vivienda y Transporte, Pedro Saura, la presencia del propio ministro Ábalos para poder tener una opinión política directa frente a sus reivindicaciones y poder obrar en consecuencia.