El Diario Oficial francés ha publicado a primeros del mes de febrero el Decreto Nacional que traspone al ordenamiento jurídico galo la Directiva Europea sobre el desplazamiento de conductores en el sector del transporte por carretera.

La norma, que está en vigor desde el pasado 2 de febrero, recoge las sanciones que pueden darse durante la inspección en carretera o por el requerimiento de documentación a través de la plataforma electrónica desarrollada al efecto para notificar el desplazamiento de conductores extranjeros por el territorio del país.

En este sentido, por ejemplo, como recoge Asetra en su página web, la falta de un código QR en la declaración tiene una sanción de 135 euros, mientras que no responder a un requerimiento de las autoridades francesas en el plazo de ocho semanas se considera una infracción que implica una sanción de 1.500 euros.

Por otra parte, la regulación también obliga a las empresas de transporte radicadas en Francia y que desplacen trabajadores móviles a otro Estado miembro de la Unión Europea a informar a sus trabajadores de sus derechos y obligaciones en relación con las normas sobre desplazamiento de trabajadores por todos los medios oportunos.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px