A pesar de que Francia había confirmado recientemente a España que su reinterpretación sobre la pausa de 45 minutos del segundo conductor era «errónea», la Gendarmería francesa sigue multando a camioneros españoles por realizar dicha pausa con el vehículo en marcha.

En diversos encuentros celebrados durante las últimas semanas entre Administración y asociaciones de transportistas, el director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, ha señalado en varias ocasiones que desde Francia reconocían su «mala interpretación» de esta normativa comunitaria.

Sin embargo, el propio del Moral indicaba en la Asamblea General de CETM Cisternas celebrada el pasado 1 de junio que al Ministerio le consta que las autoridades francesas siguen multando a camiones españoles.

Además, según indican desde Astic, se han impuesto sanciones en los últimos días en los alrededores de las ciudades francesas de Metz y Toulouse, con sanciones que oscilan entre los 2.900 euros y los 8.000 euros.

En este contexto, desde Fomento quieren, por un lado, que Francia comunique oficialmente que no se sancione a los transportistas y, por otra parte, que el nuevo paquete de la carretera que se debatirá en Europa a finales de 2016 establezca, sin «que queda la menor duda» y sin dar pie a interpretaciones arbitrarias, que la pausa del segundo conductor se pueda hacer con el vehículo en marcha.