Francisco Corell, histórico dirigente y empresario del transporte valenciano, ha decidido poner punto final a una trayectoria de 20 años al frente de la Federación Valenciana de Empresarios de Transporte y la Logística, y dejará de presidir la institución esta semana.

Corell, que forma parte de una estirpe de gran raigambre en el transporte nacional e internacional, a través de la empresa ESK, accedió a la presidencia de FVET en sustitución de otro histórico empresario valenciano del transporte por carretera, Arturo Virosque y ha conseguido consolidar la situación de la organización valenciana a nivel nacional, con presencia en el Comité Nacional del Transporte a lo largo de los cinco mandatos consecutivos en que ha presidido la institución.

El nuevo presidente de FVET se conocerá en la asamblea general que celebra la patronal en Valencia el 5 de julio.