El recinto ferial de Archena, en Murcia, ha acogido un acto de la Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transporte de Murcia, Froet, en el que se ha leído un manifiesto en defensa del sector y en contra del pago de peajes en las autovías.

El texto también ha sido firmado por la alcaldesa de la localidad, Patricia Fernández, que se ha referido a esta medida como “un impuestazo que supondrá una merma de competitividad para los transportistas, que derivará en más paro y ruina”.

Bajo el título de ‘Por la supervivencia de un sector estratégico y esencial‘, el manifiesto hace hincapié en la necesidad de evitar que esta medida se lleve a término, ya que es «una nefasta iniciativa, de consecuencias incalculables«, que dificultará la actividad económica del sector.

A ello se añaden los efectos de la pandemia o la espiral sufrida en los costes de producción, compra de camiones, incremento del precio del combustible, de la energía y gastos laborales.

Asimismo, el incremento de la presión fiscal, el Impuesto de Sociedades, seguros de autónomos o cotizaciones a la Seguridad Social, han supuesto una pérdida de competitividad frente a otras economías europeas.

Por tanto, con la nueva medida se pondrá en riesgo a muchas empresas y empleos, «cercenando el modo de ganarse la vida a muchísimas familias«. Todo ello, explican, a pesar de la entrega que ha caracterizado al sector en los días más difíciles de las restricciones de movilidad.

Tanto el presidente el presidente de Froet, Pedro Díaz, como Juan Jesús Martínez, presidente de la sección de viajeros, han hecho una llamamiento al sector, a sus empresarios, trabajadores y familias, así como a la sociedad y Administraciones, para rechazar la imposición de peajes en las autovías.

No dejaremos de manifestarnos y oponernos a esta insensata medida, y lo haremos en todos los municipios y carreteras de este país hasta que sea retirada de la agenda política”, ha añadido la alcaldesa.