La Federación Regional de Organizaciones y Empresas del Transporte de Murcia ha pedido al Gobierno que investigue los motivos por los que España es uno de los países con el precio del gasóleo más alto de la Unión Europea, pese a su baja fiscalidad, ya que está entre los cuatro con el impuesto de hidrocarburos más reducido, muy cercano al mínimo.

El secretario general de Froet, Manuel Pérezcarro, achaca a las petroleras parte de su responsabilidad en este asunto, así como al Gobierno central, “que es quien tiene que analizar el mercado”. Sin embargo, «nadie da una explicación sobre por qué el diésel es tan caro, cuando tiene menos impuestos que la gasolina«.

Por su parte, el presidente de la Federación, Pedro Díaz, ha querido poner el foco sobre el hecho de que pasadas unas semanas de la entrada de vigor del descuento de 20 céntimos/litro, el precio haya experimentado tal subida que casi ha absorbido la rebaja.

Por ello, ha puesto en duda la efectividad de este tipo de subvenciones, que “pueden funcionar puntualmente”, pero no alargándolas. En su opinión, la mejor medida para amortiguar el alza de los carburantes y los costes es “que el precio del transporte sea justo”.

En este punto, pidió a los grandes operadores que permitan a los autónomos subir los precios porque “no puede ser que la política de presión sea siempre de arriba a abajo”.

En la misma línea, Pérezcarro calificó como “abuso” que los cargadores estén intentando descontar al precio del transporte los 20 céntimos/litro. Para el secretario general, “tiene que llegar un momento en el que se diga que no se hace el transporte a precios por debajo de coste”.

Negociaciones del CNTC

Asimismo, advirtió sobre el riesgo de que “cualquiera sin representatividad aparezca ahora y coja esta bandera”, y señaló que es el Comité Nacional de Transportes por Carretera el que sigue sentado a la mesa con el Ministerio por el desarrollo reglamentario de la carga y descarga.

En esta línea, prometió “pelear hasta el final” para que se cumpla lo pactado con el Gobierno, a pesar de las presiones de los cargadores. “Son 2.000 millones de euros lo que se pretenden ahorrar los cargadores a costa de las espaldas de los transportistas y no lo vamos a permitir”, afirmó.

Pese a ello, reiteró que no ve operativo hacer movilizaciones por el momento, puesto que lo que persiguen las protestas es negociar con Transportes, cuando el CNTC no se ha levantado nunca de la mesa.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110