Los peajes parecen tener sitiado al sector del transporte, que en el último año ha visto cómo se han ido incrementando los tramos de desvíos obligatorios a autopistas en múltiples carreteras españolas y que con la llegada de 2019 se va a trasladar, también, en forma de aumentos de los peajes a dos de los principales mercados para la exportación española en la Unión Europea: Francia y Alemania.

En el caso del país vecino, se da la circunstancia, además, de que es territorio de paso obligado para los camiones que se dirigen a gran parte del resto de países de la UE.

Precisamente en Francia, y para poder financiar el nuevo plan de inversión en infraestructuras de 700 millones de euros de 2016, así como para compensar entre 2019 y 2023 la congelación en las tarifas que se produjo en 2015, a partir del 1 de enero próximo, VatServices estima que la subida media de los peajes en este país se colocará en torno al 2,19%, el ascenso más fuerte desde 2014.

Por otra parte, en Alemania la subida de los costes de los peajes será de un 73%, según los cálculos de VatServices, ya que, al aumento de los kilómetros sujetos a peajes en 40.000, a partir del 1 de enero se sumará un nuevo método de cálculo para determinar la cuantía de las tarifas a pagar por los camiones.

Desde primeros de 2019 la imputación de tres componentes de costes supondrá un aumento en los peajes de camiones en un 38,51%, ya que, por ejemplo, para un camión Euro VI pasará de los actuales 0,135 €/km a 0,187 €/km el año próximo.

Así mismo, y para terminar de redondear el asunto, como el Gobierno alemán ha tomado la decisión de no pagar a los proveedores de peaje, los costes tendrán un incremento adicional de entre un 3% y un 4%.