carretera acceso Valencia

El transporte terrestre del puerto de Valencia da trabajo a más de 15.000 familias, según FVET.

Lo bueno que tienen los agoreros, a los que no conviene confundir con otros expertos bien informados que formulan tesis con rigor, es que suelen fallar en sus pronósticos más que la peor de las escopetas de feria.

Esta misma semana, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha espetado que dentro de quince años los camiones pueden ser una especie a extinguir, expresión que con toda lógica ha enervado a la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística.

A este respecto, la Federación Valencia deEmpresarios de Transporte FVET ha considerado las declaraciones del munícipe en cuestión «como toda una declaración de intenciones contra una profesión que sólo en el puerto de Valencia genera trabajo a unas 15.000 familias, entre empleos directos e indirectos«.

«Nuestra profesión perdurará mucho más allá de esos tres lustros que pronostica, lo que estamos seguros que no perdurará es su cargo como alcalde, ya que con estas manifestaciones solo demuestra un carácter sectario y de confrontación».

La organización empresarial valenciana aprovecha esta fresca para ir a lo importante e insistir en lo necesario para el futuro de la ciudad que es el acceso norte al puerto de Valencia, una infraestructura que los empresarios estiman pensada «para seguir aumentando la actividad, generando riqueza y por lo tanto más trabajo directo e indirecto para todos los valencianos, algo que suponíamos que desearía también el alcalde de la ciudad».