La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística, FVET, ha rechazado las medidas presentadas por el Gobierno central para el sector del transporte y ha hecho un llamamiento entre sus asociados para mantener el cese de la actividad antes de navidad, los próximos 20, 21 y 22 de diciembre, tal y como planteó el Comité Nacional de Transporte por Carretera.

Tras una reunión con la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo, el Comité ha denunciado que las propuestas planteadas no dan respuesta a ninguna de las problemáticas que vive el sector y que están suponiendo un menoscabo para su actividad e incluso un riesgo de “quiebra estructural”.

Llevamos años pidiendo una regulación de las labores de carga y descarga, que actualmente son asumidas por el conductor, ni los tiempos de espera ni del trato vejatorio que reciben nuestros profesionales. Estamos asfixiados con el incremento del precio del combustible, que ya rebasa el 25%, a la que ahora quieren sumar la aplicación del pago por uso de autovías y autopistas«, relata Carlos García, secretario general de FVET.

«Y este documento no plantea soluciones eficaces, sino palabras que no suponen, en la práctica, un cambio real para el sector. Y añade cambios, como la ampliación de las masas y dimensiones de los vehículos, que se habían comprometido a no incorporar sin el consenso del sector”, continúa.

Ante esta situación, el Comité Nacional ha invitado al Ministerio a plantear una nueva propuesta de medidas, atendiendo a los puntos planteados por los transportistas. “Si se agotan todos los canales de negociación, nos veremos obligados a un cese de la actividad que incluso podría plantearse de forma indefinida ante la inacción del Gobierno”, explica García.

A nivel nacional, el sector del transporte factura 30.000 millones de euros al año y aporta alrededor del 3% del PIB. En la Comunidad Valenciana operan 14.800 empresas y 94.000 conductores profesionales.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px