El sentido común y la presión del sector parecen haber abierto los ojos a la Xunta de Galicia que ha regula la apertura de restauración en las áreas de servicio para los profesionales del transporte.

Según refiere Fegatramer, se ha introducido una modificación en Orden de la Consejería gallega de Sanidad que establece una serie de medidas contra el avance de la pandemia.

El cambio permite la posibilidad de prestación de servicios de hostelería y restauración a los profesionales del transporte en centros logísticos o en las áreas de servicio de la red de carreteras del Estado en Galicia, vías de alta capacidad y red primaria básica de carreteras de Galicia.

Así pues, estos establecimientos podrán permanecer abiertos, incluido el horario nocturno de acuerdo con su regulación específica, a los efectos de que los profesionales del transporte dispongan de un servicio de comidas, de tal manera que este colectivo podrá cosumir alimentos y bebidas en su interior.

Así mismo, la regulación autonómica establece que para el acceso a estos establecimientos será obligatorio la presentación de la tarjeta del CAP.

De igual modo, la Xunta estalece que, en todo caso, la consumición en el interior de estos establecimientos deberá realizarse de manera individual y sentada y no se podrá realizar venta o dispensación de bebidas alcohólicas.