La Xunta de Galicia incrementará el próximo año un 25% las ayudas dirigidas a la formación en el ámbito del transporte por carretera, con una inversión de 500.000 euros.

Así mismo, el Gobierno gallego también se ha comprometido a ofrecer mayores facilidades en las tramitaciones administrativas, como demanda el sector, y buscar alternativas para impulsar áreas de descanso para los transportistas, toda vez que los criterios impuestos por el Gobierno de España impiden que se destinen a este fin los fondos Next Generation de Movilidad.

De otro lado, en los Presupuestos de 2022, se van a reforzar, con 100.000 euros más respecto al pasado ejercicio, las partidas destinadas a la formación del colectivo con el objetivo de facilitar el acceso de mano de obra al sector, que está acusando una alarmante carencia de profesionales en los últimos tiempos.

El Diario Oficial de Galicia publicaba en julio la resolución con el listado de las asociaciones profesionales y empresariales a las que se concedieron ayudas para la formación en el ámbito del transporte por carretera, que este año consiguen una inversión autonómica de 400.000 euros.

Desde el año 2017, la Xunta lleva movilizado cerca de dos millones de euros en subvenciones enfocadas al fomento de la formación de estos profesionales, incentivos que tienen como objetivo favorecer la mejora de las capacidades de los profesionales en materias como la seguridad viaria, la manipulación de mercancías peligrosas o la eficiencia en la gestión empresarial.

Además, también se incluye la subvención de cursos necesarios para el Certificado de Aptitud Profesional (CAP). Durante el pasado 2020 se han realizado un total de 1.139 cursos al amparo de estas ayudas, de las que se beneficiaron un total de 11.351 alumnos.