La Xunta de Galicia ha trasladado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana su preocupación ante el reciente anuncio de implantación de un sistema de pago por uso de las autovías y urgió a abordar este tema con transparencia y diálogo con las autonomías.

La Consejería de Infraestructuras y Movilidad considera imprescindible que antes de avanzar en la tramitación, el Gobierno de España concrete el modelo propuesto e inicie un proceso de diálogo con los agentes afectados, teniendo especialmente en cuenta los gobiernos autonómicos.

A juicio del Gobierno gallego es necesario que se tenga en cuenta su impacto en los territorios geográficamente periféricos, así como en el sector del transporte de mercancías, que padece ya las consecuencias del elevado coste de los carburantes, pidiendo que se convoque una Conferencia Sectorial centrada exclusivamente en este asunto.

Disconforme con las ayudas para la transformación de flotas

En la Conferencia Nacional de Transportes, el Gobierno de España presentó el proyecto de real decreto y los criterios de reparto y de distribución territorial de la línea de ayudas para la transformación de flotas del transporte de viajeros y de mercancías de empresas de transporte por carretera, correspondiéndole a Galicia 12,8 M€ del total de 174 M€ consignados en esta primera convocatoria.

Respecto a esta convocatoria, la Xunta trasladó su disconformidad con los criterios establecidos para las subvenciones, que cobren solo el 40% del sobrecosto tecnológico de la tecnología limpia sobre la diésel.

Para el Gobierno gallego, se trata de una ayuda insuficiente y poco atractiva a la hora de estimular la renovación de las flotas hacia sistemas más ecológicos, ya que su precio es muy elevado.

Asimismo, el Gobierno gallego considera que las ayudas para adquisición de nuevos vehículos y para modificación de sistemas de propulsión, al estar centradas en la promoción de vehículos eléctricos o de hidrógeno verde, no responden a las necesidades de movilidad de Galicia.