Galp ha iniciado la distribución de sus carburantes en modalidad capilar a clientes particulares, así como a pequeñas y medianas empresas, con el objetivo de reforzar sus servicios de distribución en España.

Para ello, cuenta con Tradisa, Tiel España y Fernando Buil, que han superado un concurso para realizar el transporte de carburantes de la compañía durante los próximos cinco años, dividiéndose la geografía nacional en tres zonas de actuación.

A través de su nuevo contrato de transportes, la empresa garantizará un correcto servicio mediante la adhesión del sistema corporativo G+ de gestión de seguridad, salud y medioambiente, el cumplimiento de los requisitos de seguridad de los parques de carga o la aplicación de seguros de cobertura de daños y responsabilidad civil en caso de siniestros, entre otros.

Asimismo, el acuerdo incluye 50 camiones cisterna, dedicados en exclusiva a la atención de clientes de la compañía. La actividad de distribución se realizará de lunes a viernes, siendo las propias empresas transportistas quienes coordinen directamente la planificación con el fin de garantizar un nivel de entrega en un plazo de 24 horas.

El operador petrolífero ha presentado sus nuevas tablets, que permitirán el desarrollo de las comunicaciones con la flota, pudiendo los propios conductores recoger la firma de los clientes sobre un documento electrónico, que se enviará al propio cliente y al centro de gestión documental de la compañía al finalizar la ruta diaria.

Su objetivo es seguir innovando e investigando para obtener mejores sistemas tecnológicos que sustenten sus servicios y productos y aporten seguridad y confianza a los consumidores.