García Baquero ha ampliado sus instalaciones ubicadas en Alcázar de San Juan, en Ciudad Real, donde comenzó su andadura en 1962, y en las que, además, ha introducido sistemas de automatización..

La productora de quesos necesitaba contar con un almacén que les permitiese ampliar su capacidad e interconectar diferentes zonas de la fábrica mediante transporte automatizado de manera que se pudiese reducir el tráfico de carretillas y los tiempos de operación en fábrica.

La solución de Viastore pasó por un sistema de transportadores con cuatro puntos de entrada y tres de salida que conectan las zonas de preparación de pedidos, producción, muelles de recepción y expedición, sistema de volteado automático de paletas y el propio almacén automático, diseñado para dos tipos de carga, europalet y palet plástico cerrado a cuatro caras, a dos temperaturas diferentes y con condiciones de humedad y calidad del aire controladas.

La solución implantada incluyó el suministro de dos transelevadores viapal de más de 35 metros para europalets especiales de maduración de queso, además del sistema de transportadores automáticos para la conexión de las diferentes zonas, todo ello gestionado por el software de desarrollo propio de Viastore para gestión de almacenes.

Uno de los principales retos para el desarrollo ha sido la necesidad de mantener el alto nivel operativo de las instalaciones, lo que ha obligado a planificar puestas en marcha parciales de los sistemas para reducir el impacto sobre la actividad diaria de la plataforma.