illescas_gazeley

La parcela adquirida por Gazeley en Illescas tiene una superficie de 75.000 m².

La pujanza y rentabilidad del mercado español de suelo para actividades logísticas levanta expectación entre los inversores internacionales, ya sean nuevos en esta plaza o viejos conocidos, como es el caso de Gazeley, que regresa al sector inmologístico del país con la apertura unas nuevas oficinas en Madrid y la adquisición inicial de una parcela de 75.000 m² en el municipio toledano de Illescas

El nuevo proyecto de la multinacional en Toledo supone la primera operación de Gazeley en España desde que vendiera sus activos en 2016 y marca una nueva etapa en la compañía en la que Óscar Heras, actualmente director de Construcción del grupo y con una trayectoria de más de diez años en Gazeley, asumirá la dirección de la filial española de la empresa.

Gazeley tiene previsto construir en la parcela adquirida en Toledo, donde puede aprovechar las buenas comunicaciones que tiene con la red viaria, así como su proximidad con el área metro un almacén de 36.000 m² a riesgo, con altos estándares de calidad y de sostenibilidad y que será entregado a lo largo de 2019.

Esta primera operación en la nueva singladura de Gazeley en España servirá de punto de partida para futuros proyectos de promoción y adquisición de activos logísticos para nuevos clientes y otros ya consolidados.