Pese a la difícil situación económica que está dejando la actual crisis sanitaria global, siguen desarrollándose proyectos que dan idea de la fortaleza del sector inmologístico español.

Precisamente en este mismo sentido, el centro peninsular sigue acaparando una parte importante de la actividad de construcción de activos logísticos, en una situación que ha marcado, al menos inicialmente, un repunte en la demanda de espacios de almacenamiemto.

En este contexto, Gazeley ha completado las obras de construcción de su proyecto G-Park Guadalajara, realizado en colaboración con Jesthisa.

La plataforma consta de una nave de 47.000 m², sectorizada en dos módulos de 23.500 m² cada uno y con una altura libre interior de 11,70 metros.

Así mismo, la estructura del complejo ha sido optimizada para aumentar la capacidad de almacenamiento y, de igual modo, cuenta con certificado BREEAM «Very Good».

El complejo incorpora, además, una serie de características de sostenibilidad, como una envolvente de alto aislamiento térmico, cargadores para vehículos eléctricos, accesorios de iluminación LED y sensores, luz natural en las oficinas y parking para bicicletas.

Más allá del desarrollo en la capital castellanomanchega, la promotora trabaja en su quinta inversión en España, que es la primera en Valencia.

De igual manera, se está trabajando con una serie de proyectos adicionales en desarrollo, que se espera ir lanzando en 2020.