El Ayuntamiento de Gerona ha puesto en marcha un plan piloto de paquetería inteligente y cero emisiones en la ciudad.

La experiencia consiste consiste en la instalación de buzones inteligentes en la vía pública para la distribución de paquetes a través de vehículos eléctricos, en línea con las políticas de movilidad sostenible de la capital catalana.

Así pues, la empresa Smart Point Girona ha instalado un total de ocho consignas de este tipo para que las empresas y los comercios del municipio pueden dejar o recoger sus paquetes, una vez se hayan registrado en la web del servicio, que, por el momento, es totalmente gratuito.

De igual modo, el reparto y recogida de los envíos se hará mediante vehículo eléctrico, con lo que se consigue tener una red pública de paquetería de cero emisiones, que complementa las entregas de otras empresas repartidoras.

El plan piloto se extenderá el capital gerundense hasta junio de 2021 y se centrará en reducir el número de furgonetas que circulan por dentro de la ciudad y, consecuentemente, de la contaminación.

Un estudio elaborado por la empresa que gestiona el proyecto calcula que se reducirá un 22% el número de furgonetas que circulan por el municipio cada mes, lo que significa una reducción de 1,3 toneladas de CO₂ mensuales.

En paralelo, Smart Point Girona ofrecerá de manera gratuita a los comercios de la localidad el servicio de envío de productos a través de los armarios inteligentes, con el fin de fomentar el comercio electrónico de los establaceimientos locales con experiencias seguras de entrega de paquetería sin contacto.