Repartidores Glovo bicicleta e-commerce alimentación

El almacén de Glovo se encuentra en el barrio madrileño de Tetuán.

Al contrario de otras empresas que arrancan en la venta y ponen el punto de mira para expandirse en el segmento de las actividades logísticas, Glovo pretende dejar de ser solo una plataforma para el envío de pedidos a domicilio para empezar a vender productos.

Así pues, la empresa experimenta con un establecimiento en el barrio de Tetuán de Madrid que le sirve de almacén de proximidad para repartir desde allí los productos a los destinatarios finales de su nuevo supermercado on-line, Super Glovo, en una iniciativa en la que los canales físico y on-line tienden a converger.

La iniciativa centrada en productos envasados distribuye hasta 1.000 referencias y se centra en la compra de urgencia, un segmento que le permite aumentar los precios, aprovechando que su oferta está disponible en mejores condiciones horarias que las que da la distribución comercial tradicional, así como la rapidez y flexibilidad que aportan las entregas hiperrápidas que se realizan en menos de media hora desde que se recibe el pedido.

Si la experiencia cuaja, Glovo tiene previsto abrir otros tres o cuatro almacenes en Madrid, entre dos y tres en Barcelona y extender la iniciativa fuera del país.