GLP ha adquirido dos nuevas parcelas en Cataluña, que suponen la tercera y cuarta inversión de la firma en la región después de los proyectos de Valls y Santa Perpetua. Ubicadas en el municipio tarraconense de Constantí y en la localidad barcelonesa de Masquefa, sumarán 52.345 m² a su cartera actual.

Respecto al proyecto en Barcelona, bautizado como G-Park Masquefa, destaca su tamaño y ubicación estratégica en la segunda corona logística de Barcelona, a poco más de media hora del aeropuerto de El Prat y a 40 kilómetros de la capital catalana.

Allí, la promotora levantará una plataforma con una superficie de 29.941 m² sobre una parcela de 55.452 m², adecuada para operativas dedicadas a la distribución local y nacional desde Barcelona.

Con 11,7 metros de altura libre para el almacenamiento, el proyecto destaca en términos de sostenibilidad y bienestar por la iluminación LED, paneles solares, ahorros energéticos en la envolvente y vegetación autóctona.

Además, con el fin de adecuar la estructura al entorno y minimizar su impacto visual, la fachada cambiará los colores azules, identificativos de la firma, para adoptar un color verde en consonancia con la ubicación. El diseño de parkings y accesos también está pensado para minimizar el impacto.

Por su parte, Tarragona acogerá el G-Park Constantí, que es el segundo proyecto de GLP en la provincia. Con 22.404 m² de superficie bruta alquilable, sobre una parcela de 35.042 metros cuadrados, la plataforma ofrece rápidos accesos a la AP-7 a través de las carreteras C-422 y TV-7211.

Ubicado a menos de 10 kilómetros del puerto de Tarragona y a siete minutos del aeropuerto de Reus, ofrece un espacio óptimo para la logística regional y nacional desde Cataluña.

Las dos instalaciones contarán con el certificado ‘Breeam Very Good’ y se desarrollarán en la modalidad de diseño flexible. En ambos casos, estarán disponibles a partir del segundo trimestre de 2023.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110