GLS Spain ha inaugurado su primer punto de venta premium en el madrileño barrio de Salamanca, desde el que ofrece servicios a empresas y particulares. Ubicado en la esquina de la calle Villanueva con Alcalá, se trata de un espacio comercial con varias áreas diferenciadas que ofrecen soluciones adaptadas a las necesidades del usuario.

Los destinatarios y remitentes pueden gestionar directamente sus envíos nacionales e internacionales de forma autónoma a través del autoservicio, así como disfrutar de servicios adicionales como la recogida en Lockers, consignas de depósito para paquetes, devoluciones o cross selling.

Los usuarios pueden enviar todo tipo de documentos y paquetería nacional e internacional, cartas certificadas y burofax. Además, se ofrecen soluciones a medida para autónomos, pequeñas y medianas empresas, e información acerca de los recursos, servicios y capacidades del operador.

Este Parcel Shop se ha puesto en marcha respetando el medio ambiente, ya que ofrece embalajes sostenibles, así como un punto de reciclado y un servicio de reparto con vehículos libres de emisiones. Todo el local ha sido concebido bajo criterios de sostenibilidad, desde el mobiliario de su interior hasta la pintura empleada.

El operador, que cuenta con una busca impulsar la sostenibilidad de última milla, a través de micro hubs urbanos, dispone de una red de alta capilaridad, modernos centros de distribución y una infraestructura informática de avanzada tecnología para poder ofrecer un transporte rápido y fiable.

Su incorporación a la amplia red de puntos de conveniencia con la que ya cuenta GLS en España, más de 4.100, permitirá una mayor agrupación de los envíos, reduciendo las entregas puerta a puerta, y con ello, la contaminación.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px