GLS ha renovado su imagen de marca, como un paso más en su estrategia de crecimiento, en línea con la progresiva adaptación de su red y en el desarrollo de nuevos servicios.

En una etapa de transformación del sector, la estrategia de GLS persigue fortalecer el crecimiento de los servicios B2C y C2C, al tiempo que mantiene su presencia en el ámbito B2B. Junto con la actualización de la identidad de marca, la compañía invierte en

Gracias a su red internacional y el conocimiento de los mercados locales, GLS confía en alcanzar su objetivo de crecimiento en 2025.

A nivel visual, el cambio de marca se proyecta a través de las nuevas tonalidades corporativas, en azul y amarillo, dirigidas a alcanzar una mayor visibilidad en cualquier entorno y soporte. También se ha rediseñado el logotipo de la compañía.

Así msmo, el logotipo incorpora también un punto final que simboliza la experiencia de GLS, su misión de llegar de punto a punto y la conexión con sus clientes en la era digital.

La nueva imagen de GLS se presenta oficialmente se extenderá de forma gradual a todos los mercados de Europa y Norteamérica.