estacion-de-andamur-en-calais

El tráfico de mercancías entre Francia y el Reino Unido podría reducirse entre un 50 y un 70% tras un ‘Brexit’ duro.

Era un secreto a voces el fuerte impacto que tendrá una salida del Reino Unido de la UE sin acuerdo, especialmente en el archipiélago británico, pero, sin embargo, la publicación de un informe secreto del Gobierno detallando los problemas que podrían surgir ha ayudado a clarificar el escenario que se abre tras el 31 de octubre próximo.

En dicho trabajo, las autoridades británicas estiman que entre el 50 y el 85% de los camiones que pretendan cruzar el Canal de La Mancha no estarán en condiciones de pasar las aduanas francesas.

Este volumen, junto con la poca capacidad de los puertos franceses del Canal para asumir volúmenes de tráfico de carga rodada fuertes, podría reducir el tráfico entre el Reino Unido y Francia entre un 50 y un 70%.

De igual modo, el previsible colapso provocará colas de camiones en Kent y retrasos en el tránsito hacia el continente que el Gobierno británico cifra en entre 1,5 y 2,5 días antes de que un camión esté en disposición de cruzar la frontera.

Así mismo, el informe avanza que ante esta situación, que impedirá a los operadores y transportistas regresar a territorio continental para volver a cargar, muchas empresas decidirán dejar de operar.

Farma y perecederos

De igual modo, también se prevé un fuerte impacto sobre el suministro de productos farmacéuticos, toda vez que tres cuartas partes de los medicamentos que importa el país llega a través del Canal de La Mancha y en este ámbito se prevén fuertes controles en un segmento fuerte regulado y que, en ciertos casos, requiere el mantenimiento de la cadena de frío.

Por lo que respecta a los perecederos, el Gobierno británico estima que la dificultad del tráfico internacional de mercancías producirá escasez de alimentos frescos, lo que reducirá su disponibilidad en los lineales y repercutirá en incrementos de precios.

Dado que la campaña en el país ya ha finalizado y comienza la preparación para las navidades, con lo que las autoridades no son capaces de anticipar el impacto del ‘Brexit’ sobre la cadena logística de productos hortofrutícolas.