Grupo Grimaldi reitera su apuesta por el puerto de Santa Cruz de Tenerife como la plataforma de conexión marítima internacional desde la que sus líneas seguirán conectando la isla especialmente con los puertos africanos como destinatarios finales de mercancías procedentes de Europa y América.

Por esta razón, responsables del grupo, en un encuentro con la Autoridad Portuaria, han presentado al empresariado canario las líneas marítimas que dispone para importar y exportar casi cualquier tipo de mercancía a los tres continentes.

Con una flota de más de 100 buques, que pueden transportar diversas cargas en modalidades como contenedores, ro-ro y proyectos de cargas especiales, Grimaldi conecta el enclave canario con el mundo enlazando puertos sudamericanos, del Mediterráneo y del norte de Europa, como Amberes y Hamburgo, con países en West África como Benin y Sierra Leona, lo que permite a Tenerife establecerse como plataforma tricontinental.

La reducción de la tasa al buque y a la mercancía un 12,5%, por parte de la entidad portuaria, se espera que redunde en un importante impulso a los tráficos de exportación, esperando obtener una repercusión en el mercado interior, al posibilitar la bajada de los precios finales de las mercancías. Y todo ello, después de la afección inevitable causada tras un año de pandemia.