El Grupo Arnedo ha ampliado su capacidad de almacenamiento en la localidad tarraconense de Santa Oliva con la construcción de una nave de 15.720 m², situada en su complejo logístico de más de 100.000 m², que fue adquirido en 2015 a Intermarché.

Con una superficie de 196,50 x 80,00 m, esta instalación se divide en cinco módulos de hormigón armado con cubiertas a dos aguas. En el frente se ha construido una entreplanta destinada a espacio de oficinas o usos administrativos, y en los laterales se ubican ocho muelles de carga y descarga.

La instalación de protección contra incendios contempla sistema de BIES, hidrantes exteriores, grupo de bombeo contra incendios y depósito de agua, instalación de detección por aspiración, pulsadores y alarma, extintores portátiles, alumbrado de emergencia, señalización de medios PCI y evacuación.

Conviene apuntar que el operador ha tenido en cuenta criterios medioambientales en el desarrollo de este edificio, que cuenta con una instalación solar fotovoltaica. El aprovechamiento de las fuentes de energía naturales y por tanto, el ahorro energético, ya es una constante en su actividad diaria.

Con la nueva construcción, la superficie de almacenaje de la empresa ha pasado de los 37.000 m² a los 52.720 m², consolidando su estrategia de inversión y crecimiento en Cataluña. Paralelamente, se han ampliado los viales de acceso y comunicación, se han instalado badenes para la reducción de velocidad y una nueva barrera de acceso, y se han construido aceras, entre otras actuaciones.