El Corredor del Henares sigue bullendo de actividad de construcción y desarrollo de nuevos proyectos logísticos que colocan a esta zona privilegiada al noreste de Madrid y que se prolonga hasta casi la ciudad de Guadalajara como unas principales áreas de actividad logística de la península ibérica y uno de los polos más atractivos de toda Europa para la instalación de empresas del sector.

Entre las últimas operaciones desarrolladas en esta región a caballo entre Madrid y Guadalajara se encuentra el acuerdo alcanzado por dos filiales logísticas del Grupo Damm, Alfil Logistics y Pallex Iberia, con una reputada constructora para llevar a cabo la construcción de sus nuevas sedes centrales en la Comunidad de Madrid, en una operación que ha estado asesorada por Proequity.

El proyecto, cutas obras, que ya han comenzado con el movimiento de tierras, concluirán en la primavera de 2020, se estructurará en dos naves contiguas, combinando una nave de almacenaje tradicional para paletería y una plataforma de cross-docking destinada al movimiento de alta rotación y paquetería.

La plataforma logística se levantará sobre una parcela de 57.000 m² situada en el municipio madrileño de San Fernando de Henares, que ha sufrido en los últimos años una importante expansión en cuanto a suelo e instalaciones logísticas, y que cuenta con conexiones viarias a la A-2 que une Madrid con Zaragoza y Barcelona, así como a las circunvalaciones exteriores de Madrid M-45 y M-50.