Guillén Desarrollos Industriales, filial del Grupo Guillén responsable de la fabricación de los semirremolques de la marca, ha presentado el nuevo modelo de dolly EVO, un vehículo especial con unas características y funcionalidades mejoradas respecto a la anterior versión, que cuenta con una optimización de peso y parte de una tara mínima de 2.310 kg.

Coincidiendo con su 120 aniversario, el fabricante está lanzando una serie de nuevos productos al mercado. Con esta nueva solución, el grupo  pone en práctica toda la experiencia y conocimiento adquirido para renovar el modelo de dolly, que se fabricaba desde 2006 y se comercializaba exclusivamente en Escandinavia.

Esta nueva versión del vehículo, pretende ofrecerse como una solución más versátil, con una optimización del peso inicial y una ampliación de las configuraciones del vehículo.

La solución está orientada a las combinaciones ‘Euro Modulares’, y parte de una tara mínima de 2.310 kg. que incluye todo el equipamiento de este tipo de unidades, como el EBS de última generación con sistema de ayuda contra el vuelco, repetidor CAN bus y válvula control remolque, así como la inclusión de corona giratoria de 18 tn con bloqueo manual montada bajo la quinta rueda para mejora de la maniobrabilidad del conjunto.

Con el tratamiento superficial mediante galvanización en caliente, que protege el vehículo y garantiza su durabilidad, esta unidad ofrece múltiples configuraciones. Se puede escoger desde una base de altura de la quinta rueda, que parte de 950 mm para semirremolques Mega, o bien las opciones para Maxi y semirremolque normal, así como sus opciones de adaptación a las diferentes alturas de enganche de remolcador, según las necesidades de cada uno.

También se puede configurar con ejes autodireccionales para incrementar su maniobrabilidad y telemática para semirremolques.