Las autoridades provinciales guipuzcoanas no dan su brazo a torcer y, como ya anunciaron en su día, tanto la Diputación de Guipúzcoa como las Juntas Generales forales han presentado recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia que anula el peaje para camiones en la N-1 y  la A-15.

Ante la negativa de la Diputación de Guipúzcoa a suspender provisionalmente la aplicación del peaje declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, el Comité Nacional de Transporte podría pedir que se suspendan los peajes de manera provisional en ejecución del fallo judicial y hasta que haya una sentencia firme, tal y como establece la vigente legislación contencioso-administrativa, según refiere Fenadismer.

Bidegi, empresa pública que gestiona el citado peaje, estima que en los cuatro primeros meses de aplicación de estos peajes se han producido un total de de 1.711.944 pasos de camiones por los pórticos de control y que en el período se ha recaudado un total de 4.069.746 euros, la mitad de la cantidad que esperaba recaudar la Diputación de Guipúzcoa en todo 2018.

Fenadismer pide, a través de un comunicado, a todos los transportistas afectados que conserven tanto las facturas de los peajes que sean abonados así como de las sanciones impuestas por posibles impagos, a efectos de poder reclamar en su día la devolución de todo lo que se recaude por dichos peajes.