GXO Logistics ha empezado a cotizar en la Bolsa de Nueva York, como compañía dedicada en exclusiva a la prestación de servicios logísticos, tras completarse la escisión de XPO Logistics.

Empieza de esta forma sus operaciones con cerca de 94.000 empleados en todo el mundo y aproximadamente unos 20 millones de metros cuadrados de espacio de almacenaje en 869 centros de 27 países. Los principales clientes de GXO a nivel mundial son compañías de gran crecimiento en el e-commerce y otros sectores clave, como el retail, el tecnológico, el de alimentación y bebidas y la electrónica de consumo.

En opinión del consejero delegado de GXO, Malcolm Wilson, “contamos con una poderosa base para el futuro crecimiento, incluyendo nuestra cultura innovadora, la fuerte relación con los clientes, dirigentes experimentados y un equipo de primer nivel mundial. Llegamos al primer día de liberación de un enorme nuevo potencial para nuestra compañía.

Bajo las condiciones de la escisión anunciada anteriormente, los accionistas de XPO han recibido una participación de las acciones comunes de GXO por cada participación de las acciones comunes de XPO de las que disponían en el momento del cierre de la fecha prevista para la distribución, el 23 de julio de 2021.

Las acciones de GXO se han distribuido el 2 de agosto de 2021, en una distribución que pretende ser libre de impuestos para los accionistas de XPO en cuanto a los impuestos federales sobre la renta de Estados Unidos. En relación con la escisión, GXO realizó un pago en efectivo de 794 millones de dólares a XPO.

Goldman Sachs & Co. LLC y Wachtell, Lipton, Rosen & Katz han sido los asesores financieros y legales de la operación.