GXO Logistics ha presentado un piloto de automatización inteligente en su centro de e-commerce para el sector moda situado en Tilburg, en los Países Bajos, con el que busca transformar los procesos de distribución y preparación de pedidos.

En concreto, se ha implementado el brazo robótico ‘Pick-it-Robot’, que ha sido fabricado a medida para un cliente. Se trata de la primera aplicación real de la tecnología ‘Pick-it-Easy‘ diseñada por Knapp.

Este desarrollo, que utiliza la Inteligencia Artificial, se basa en un sistema de visión que reconoce cada producto e identifica el punto y velocidad de agarre óptimos. De este modo, el brazo puede coger y colocar los objetos en la cinta para su clasificación, agrupamiento y envío a las estaciones de embalaje.

La adaptabilidad del nuevo brazo robótico demuestra que está preparado para trabajar en centros de comercio electrónico y que puede ofrecer una buena solución al reto logístico de la industria de la moda, caracterizada por su amplia gama de tallas, formas, texturas, pesos y empaquetado.

Tras la implementación de esta primera unidad, la idea que maneja GXO es ampliar el uso de esta tecnología en las instalaciones de Tilburg con otras cuatro más.