El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha cifrado en 1.000 millones de euros las nuevas devoluciones o indemnizaciones por el ‘céntimo sanitario’, tras las sentencias del Tribunal Supremo que obligan al Estado a devolver todo lo recaudado desde 2002.

Según señalan desde el Ministerio, la sentencia del Tribunal obligaría a pagar otros 1.000 millones de euros a los afectados, cantidad que se uniría a lo que ya aceptó devolver la Agencia Tributaria.

Como se recordará, tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que declaró ilegal el céntimo sanitario en febrero de 2014, Hacienda ha estado devolviendo las reclamaciones planteadas por devolución de ingresos indebidos correspondientes a los últimos cuatro años de vigencia del impuesto, desde 2010 a 2012, año en que se derogó.

No obstante, en lo que respecta a las cantidades recaudadas correspondientes a los años 2002 a 2009, el Gobierno adujo que no existía responsabilidad patrimonial de la Administración, que es la vía establecida por la legislación para reclamar dichos períodos prescritos.

Ahora, la última resolución del Tribunal Supremo, que estima los primeros ocho recursos contencioso-administrativos de dicha reclamación de responsabilidad patrimonial del Estado, da la razón a las miles de reclamaciones presentadas por esta vía.

En este contexto, y a pesar de que la recaudación declarada por dos veces ilegal por la Justicia asciende a 13.000 millones de euros, según los cálculos reconocidos, las estimaciones de Hacienda se alejan del importe percibido. Incluso siguen estando muy por debajo de los 4.000 millones de euros que, en su día, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) estimó que debía devolver el Gobierno español.