El pasado mes de julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado el reglamento por el que se establece el nuevo régimen de módulos para el sector del transporte por carretera, que reduciría hasta los 75.000 euros el límite para acogerse al mismo a partir del 1 de enero de 2016, excepto si el transportista trabaja para clientes particulares, en cuyo caso asciende a 150.000 euros.

No obstante, el Ministerio de Hacienda está planteando introducir una enmienda en la Ley de Presupuestos para 2016, que se está tramitando actualmente en el Parlamento, por la que se incrementarían los anteriores límites, según indican desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer).

De aprobarse finalmente la propuesta de Hacienda, podrán seguir acogiéndose al régimen de módulos aquellos transportistas autónomos cuyo volumen de rendimientos íntegros no supere los 125.000 euros durante este 2015. Además, si el transportista trabaja principalmente para clientes particulares, el límite asciende a 250.000 euros.

Diferentes opiniones

Aunque desde Fenadismer no han entrado a valorar la nueva propuesta, otras agrupaciones, como la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa) si han valorado positivamente esta iniciativa, puesto que «la gran mayoría de autónomos con un sólo vehículo podrán permanecer en el régimen fiscal de módulos en 2016», según afirman.

De hecho, esta agrupación ha llevado a cabo una campaña contra la reforma del régimen de módulos durante los últimos meses, que se han intensificado este mes de septiembre bajo el lema ‘No a la supresión de los módulos, sí a favor del autónomo’. Una actuación que, según los transportistas, ha sido clave para el paso dado por Hacienda.

No obstante, desde Fetransa también se han mostrado cautelosos a la hora de echar las campanas al vuelo, recordando que la medida está pendiente de aprobación definitiva en la tramitación parlamentaria de la Ley de Presupuestos.

Además, aseguran que continuarán reclamando el aumento del límite de facturación a empresas de transporte hasta los 150.000 euros anuales, «para asegurar la permanencia de todos los autónomos de un sólo camión».

Por otro lado, cabe destacar que no todas las asociaciones de transportistas consideran perjudicial la rebaja de estos límites. Así, desde la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic) ya mostraron a finales de 2014 su conformidad con «la revisión a la baja» en el régimen de módulos.