Buque portacontenedores 'Colombo Express' de Hapag-Lloyd

Hapag-Lloyd aumenta sus beneficios en 2015.

En un contexto de descenso en el transporte marítimo de contenedores a nivel global, la naviera alemana Hapag-Lloyd ha experimentado durante los nuevos primeros meses de 2015 un aumento del 28,3% en la mercancía transportada con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, manipulando 5,6 millones de TEUs hasta septiembre del presente año.

Además, el operador marítimo con sede en Hamburgo ha obtenido un beneficio de 160 millones de euros en este periodo, frente a las pérdidas de 224 millones de euros cosechadas en los nueve primeros meses de 2014.

Los ingresos de la naviera han crecido hasta septiembre un 38,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 6.800 millones de euros, a pesar de que los fletes han descendido un 12% entre ambos periodos, hasta los 1.260 dólares/TEU.

El incremento del beneficio viene motivado, por un lado, por las sinergias de su fusión con CSAV y, por otro, por el plan para reducir los costes de la actividad. En concreto, el coste operativo ha disminuido un 17,75% hasta los 1.111 dólares/TEU.

Tercer trimestre de crecimiento

Con los buenos resultados obtenidos en el tercer trimestre del presente ejercicio, la naviera logra tres trimestres consecutivos de crecimiento, en los que el ebitda ha alcanzado los 680 millones de euros, cuadruplicando así el beneficio antes de impuestos de los nueve primeros meses de 2014, cuando ascendió a 178 millones de euros.

Para la naviera, estos resultados demuestran que la adquisición de CSAV a finales de 2014 fue una decisión correcta, al reportar unos beneficios que, junto a los 300 millones de euros que le ha aportado oferta pública completada el pasado 6 de noviembre, permitirán aumentar sus inversiones en nuevos buques y contenedores.