Iberdrola proyecta la construcción de tres hidrogeneras en los centros logísticos de Júndiz, Bilbao y Pasajes con el objetivo de promover la descarbonización del transporte terrestre pesado, usos portuarios y aeroportuarios y la industria química del País Vasco.

El proyecto, de uso público, modular y ampliable, representa una inversión de más de a los 37 millones de euros e incluye la construcción de 10 MW de electrolizadores para una producción total de 4.000 kg/día de hidrógeno verde.

Así mismo, la iniciativa contempla también la incorporación de equipos de almacenamiento de energía, en forma de baterías inteligentes, para acumular el excedente de la producción fotovoltaica no consumida por las plantas, con el fin de verterlo a la red o destinarlo a la producción de hidrógeno en las horas óptimas.

El proyecto, presentado al programa Next Generation EU, cuenta con el apoyo institucional del Gobierno Vasco y de las Diputaciones Forales, el Ayuntamiento de Vitoria, así como de los puertos de Bilbao y Pasajes.

Así mismo, también apoyan el proyecto empresas vascas o que operan en la región, como Acotral, Aena, Alsa, Avanza, CAF, Disfrimur, Irizar, Lascaray, MFS, PepsiCo, Primafrío, Solaris, Tecniruta, Transportes Mazo, 686 Transportes Logísticos y Portuarios y Transportes Saavedra.

El proyecto permitiría la generación de 1.700 puestos de trabajo directos e indirectos durante su construcción y explotación, así como la contratación de servicios y compra a más de una treintena de proveedores locales involucrados. De igual modo, para su desarrollo, Iberdrola ha agrupado a 30 empresas colaboradoras vascas, que participarían en esta iniciativa en sus diferentes áreas de especialización.