Iberia A-330_IAG Cargo

Airbus A-330 con la nueva imagen de Iberia.

Iberia ha iniciado las consultas para el ERE voluntario, contemplado en el acuerdo firmado el marzo con los representantes de los trabajadores de personal de tierra, tripulantes de cabina (TCP) y pilotos, para reducir la plantilla hasta en 1.581 personas.

El holding que agrupa a Iberia, British Airways (BA) y Vueling, ha enviado un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que recuerda que esta medida forma parte del plan de transformación de la aerolínea, que introduce «cambios estructurales permanentes en todas las áreas del negocio de la compañía, con el fin de que pueda ser rentable en el futuro».

Esta opción ya fue discutida como parte de las negociaciones de los convenios colectivos con los sindicatos de la aerolínea el pasado mes de abril.

El número definitivo de afectados por el ERE voluntario dependerá del número de trabajadores que quieran acogerse a él. Este incluirá prejubilaciones, recolocaciones diferidas y bajas incentivadas.

La plantilla que se aproxima a los 18.500 trabajadores, tras el recorte de 3.141 empleos ya efectuado por el acuerdo de mediación, de los cuales tres cuartas partes ya se han acometido.

Según afirmaron desde la compañía a mediados de junio, con la mediación, el nuevo ERE, las medidas de productividad y el posible crecimiento que planea la aerolínea, «se verá cual es el excedente» final de la plantilla. Además, señalaron que «ajustarían» la plantilla al tamaño flota que ahora tienen.

No obstante, habría que excluir el personal de mantenimiento y ‘handling’, a la espera del concurso convocado por Aena para las licencias en 43 aeropuertos, por cuyos tres lotes pujará Iberia, dado que si no resulta adjudicataria traspasará la plantilla por subrogación al ganador, tal y como recoge el convenio del sector.

La aerolínea presta servicio de asistencia a pasajeros, rampa y/o carga en 41 aeropuertos, con 7.500 trabajadores.

Acuerdos colectivos de la empresa

Después de dos laudos y un ERE para 3.141 trabajadores, que suponía el 16% de la plantilla, Iberia pactó medidas de productividad y condiciones laborales con los tres colectivos. 

Con el sindicato Sepla estableció un acuerdo para una rebaja salarial del 14% al colectivo, dejando sin efecto el recorte adicional del 4% ante las medidas de productividad pactadas, entre ellas el incremento del 35% de las horas máximas de vuelo de los pilotos, la congelación salarial hasta 2015, un nuevo cómputo de antigüedad y topes de progresión, nuevo ordenamiento laboral y un ERE voluntario.

En lo que respecta a Iberia Express, lo acordado establece que la filial de corto y medio radio tendrá «condiciones propias» con un límite a su desarrollo de 25 aviones hasta 2017También contará con condiciones laborales diferentes, así como reglamentos y tablas salariales diferenciadas de Iberia.

Por otro lado, con los sindicatos UGT, CCOO, Sitcpla y CTA-Vuelo de TCP, llegó a un acuerdo sobre el XVII Convenio colectivo, que implicará las medidas pactadas para la mejora de productividad, la congelación salarial hasta 2015 e incrementos sujetos a la rentabilidad de la compañía a partir de ese año, además de mantener la reducción salarial del 14% al colectivo, junto con un nuevo ERE de carácter voluntario

Finalmente, con los sindicatos mayoritarios de tierra, CCO. y UGT, pactó la rebaja salarial del 7% al colectivo, congelación salarial hasta 2015, un nuevo cómputo de antigüedad y topes de progresión, nuevo ordenamiento laboral y un ERE voluntario.