Iberia está trabajando en la venta de su operador logístico de carga Cacesa por un precio que el diario económico Expansión sitúa en los 45 millones de euros.

Al parecer el movimiento ya cuenta con varias ofertas procedentes de diversos grupos industriales y de algún fondo español de capital riesgo.

La operación se produce en un momento de grandes turbulencias para el transporte aéreo, muy impactado por la práctica cancelación de los vuelos comerciales de pasajeros en todo el planeta durante el segundo trimestre del años pasado y sin que se haya recuperado la normalidad, mientras que el segmento de carga aérea también vive un período agitado, con una fuerte demanda constreñida por la poca oferta.

Cacesa, fundada en 1987 y con oficinas centrales en Madrid, está participada en un 75% por el Grupo Iberia y, consecuentemente, desde 2011 forma parte de IAG.

El operador cuenta con oficinas propias y franquiciados en Europa, América Latina, África y Asia, con una amplia base de clientes en los cinco continentes.