ID Logistics afirma que la finalización del contrato de prestación de servicios logísticos en la planta de Opel en Figueruelas hasta finales de julio de 2023 se ha comunicado «sin período de preaviso y con efectos inmediatos».

A este respecto, desde el fabricante se ha impedido a los trabajadores del operador logístico el acceso a la factoría desde el mismo momento en el que se rescindió la relación contractual el pasado sábado, 9 de octubre.

Ante esta situación, el operador considera que «la extinción del contrato es totalmente improcedente, se lleva a cabo de forma abusiva y por ello se van adoptar las medidas legales oportunas».

Así mismo, la compañía asegura que la prestación de servicios contratada se ha realizado «de forma continuada y a satisfacción de Opel» y que de igual modo, «ha cumplido hasta hoy mismo todos y cada uno de sus compromisos financieros y sociales, en esta y en todas las operaciones que gestiona», a pesar, señala, «de las especiales circunstancias y de la falta de elementos industriales, que han motivado continuas paradas y cambios repentinos y continuados de planificación».

Por lo que respecta a la plantilla afectada por la situación, ID Logistics espera un posicionamiento del fabricante, «partiendo del planteamiento de que deben asumir a los trabajadores asignados al servicio; especialmente teniendo en cuenta que hay un número relevante de ellos que ha estado desarrollando esta actividad durante un período de más de diez años y a plena satisfacción de Opel» y vincula la adopción de medidas a la respuesta del fabricante.

Además, ID Logistics ya ha comunicado a los representantes de los trabajadores cómo está la situación, así como los pasos que tiene previsto emprender, en función de la respuesta que de Opel.