Ikea ha lanzado un nuevo concepto de tienda con un sistema automatizado de piezas pequeñas de Swisslog, que se ha puesto en marcha por primera vez en su tienda de Zagreb, en Croacia.

Como parte del programa `Tienda del Futuro´ del gigante del mueble, la solución piloto se encuentra entre el Market Mall y la zona de almacén Cash & Carry. La multinacional apoyará a IKEA en el despliegue del concepto de micro almacenes urbanos para el comercio electrónico, también conocidos como centros de micro-fulfillment.

Ikea eligió la solución de almacenamiento robotizado y procesamiento de pedidos AutoStore de Swisslog, de gran eficacia, que cuenta con 6.000 cubetas, 14 robots y cuatro estaciones de picking. El sistema, que actualmente alberga 2.900 artículos de venta, se encarga del almacenamiento y la preparación de pedidos de artículos pequeños que no pesan más de 30 kg.

Antes de implantar esta solución, Ikea estimaba una media de cerca de un kilómetro de recorrido por cada operario para preparar un pedido, con una productividad de 20 líneas de pedido por hora.

Con esta medida se espera pasar de las 20 líneas de pedido por hora preparadas hasta ahora por un operario con el método tradicional, hasta las 170.

Gracias a ella, ahora se espera aumentar la productividad hasta 170 líneas de pedidos por hora, permitiendo una importante racionalización de los recursos de la tienda con un importante retorno de la inversión.

En la tienda de Croacia, el sistema de almacenaje AutoStore de Swisslog con los robots de gran cadencia Black Line está situado en una entreplanta. Una línea de transportadores ligeros QuickMove de Swisslog traslada las unidades de envío dispuestas en las estaciones de picking de AutoStore, hasta una máquina automática para el embalaje y el cierre de las cajas de cartón listas para ser llevadas a la zona de salida.

Los artículos pequeños gestionados por AutoStore se integran con los pedidos en línea de los productos de gran tamaño, antes de ser recogidos manualmente en otras áreas del almacén. Toda la solución está gestionada y optimizada por el software SynQ de Swisslog.

El sistema se implantó solo nueve meses después de haberse formalizado el pedido y está operativo desde abril de 2021.