IKEA se ha unido a otras multinacionales en la plataforma colaborativa ‘Cargo Owners for Zero Emission Vessels’, para utilizar únicamente combustibles limpios en sus servicios de transporte marítimo, con el fin de conseguir unos envíos por mar de cero emisiones para 2040.

Con esta decisión, algunos de los principales cargadores del planeta quieren dejar claro su compromiso por un transporte global de cero emisiones de carbono, así como para acelerar rápidamente los esfuerzos de descarbonización.

La cadena sueca realiza unos dos millones de servicios de transporte marítimo al año y quiere aprovechar este volumen para influir positivamente en la agenda climática en la industria del transporte marítimo, con el fin de desarrollar, implementar y escalar soluciones para descarbonizar este modo.

En esta misma línea, la escandinava se ha comprometido a reducier más emisiones de gases de efecto invernadero
de lo que emite su cadena de suministro para 2030.

Ikea calcula que sus servicios logísticos y de transporte constituyen un 5% del total de su huella de carbono y se ha fijado el objetivo de reducirla en un 70% para 2030 a partir de tres pilares de actuación, centrados en reducir la huella climática haciendo que cada envío sea lo más eficiente posible, favoreciendo la susticuión del uso de combustibles fósiles por combustibles alternativos sostenibles, así como faciliantandoa integración de tecnologías y combustibles innovadores a partir de nuevas colaboraciones para acelerar soluciones menos contaminantes.