Es cierto que en la actual sociedad digital, la escritura manuscrita se ve como un vestigio casi de otros tiempos. Sin embargo el proyecto de Illescas como polo logístico en España, debe su éxito, en buena medida, al envío de una carta manuscrita en 2010 al entonces responsable europeo de Toyota, que hizo que el fiel de la balanza que iba a decidir sobre el lugar de implantación de la nueva plataforma logística del fabricante automovilístico en España, se inclinara por la localidad castellanomanchega.

En el origen del ‘milagro de Illescas’, en plena crisis con las peores tasas de desempleo, está la aprobación de un Plan de Ordenación Municipal (POM), que supuso el comienzo de todo y que convirtió centenares de hectáreas de suelo rústico en suelo industrial.

No en vano, Illescas a pasado de tener una población de 10.000 habitantes en 2010, a cerca de 29.000 en 2019, según datos del INE.

En este contexto, un grupo de empresarios, encabezado por Miguel Ángel González, director general adjunto de Plataforma Central Iberum, plantearon al amparo del POM, un proyecto en un espacio de más de 3,5 millones de metros cuadrados en plena comarca de La Sagra adelantado a su tiempo, con unas características propias, que lo diferenciaban de cualquier otro planteamiento en España en aquel entonces.

Viales y rotondas dimensionadas para la circulación de camiones de gran tamaño, que se anticipaban a los megacamiones que habrían de venir después. Parcelas de diferentes tamaños, incluyendo la posibilidad de contar con grandes pastillas de suelo para el desarrollo de almacenes XXL, atendiendo a las expectativas de las empresas logísticas y flexibilizando la oferta.

El proyecto de Plataforma Central Iberum, incluía un factor diferencial basado en la inclusión de una gestión medioambiental integrada.

A todo ello se sumaba una situación estratégica envidiable, a 35 Km de Madrid y de Toledo, con excelentes comunicaciones, accesos directos desde a la autovía de Toledo N-42, la AP-41 o la próxima conexión con la A-4, que convierten a Illescas en una de las localidades mejor comunicadas de Castilla-La Mancha y fuera de los tradicionales corredores de la N-II y N-III.

Y como elemento imprescindible en un proyecto de estas características, el interés y la colaboración del equipo municipal, con su alcalde José Manuel Tofiño a la cabeza, aportando facilidades, que veía en el proyecto una enorme oportunidad para el desarrollo de Illescas y para  la región de La Sagra.

Un proyecto único en una zona única

Pero además de todos estos ingredientes, que presagiaban lo acertado de la iniciativa, el proyecto de URBAN Castilla la Mancha incluía una perspectiva absolutamente innovadora y casi desconocida en España en zonas similares.

Ya se han iniciado las obras de urbanización de PCI Multimodal en el segundo semestre de 2020, con el 100% del suelo vendido y con los primeros inquilinos confirmados.

El proyecto de Plataforma Central Iberum (PCI), añadió un factor diferencial basado en la inclusión de una gestión medioambiental integrada. Más de 500.000 m² de zonas verdes, en los que se aprovechaban los recursos naturales de la zona para aplicarlos a la actividad propia de un área logística e industrial. También se incluían la recogida de las aguas pluviales para el riego y la conservación, creando balsas integradas y espacios donde la naturaleza se funde con la actividad industrial.

Luego vendría la iluminación global de led, los carriles bici y running, zonas de esparcimiento para los trabajadores y las familias del municipio, o la explotación por parte de agricultores locales de los espacios naturales, etc., que convertían el proyecto en el primer ecopolígono en España.

Así se presentó a la Comisión Europea para su reconocimiento mediante la inclusión en su programa LIFE +. Un proyecto único en una zona única, posteriormente refrendado con su inclusión como Miembro Asesor del proyecto LIFE BooGi BOP formado por varios socios europeos.

No fue un camino fácil, poner de acuerdo intereses diversos y diferentes propietarios, pero gracias al trabajo conjunto con las instituciones locales y autonómicas, en el año 2011, se constituyó finalmente Plataforma Central Iberum.

Se encadenan las implantaciones

Toyota fue la primera compañía que confió en este modelo de parcelas de grandes dimensiones, todavía no se utilizaba la nomenclatura XXL que se popularizaría unos años más tarde, para construir su almacén central de distribución de piezas de recambio para toda la península ibérica, y que encontró en la oferta global y su respeto medioambiental un valor acorde a su política de calidad.

Posteriormente llegaría la Panificadora Milagros Díaz, primer inquilino de perfil industrial, y Michelin que como parte de su proyecto de reordenación del modelo industrial y logístico en la península, buscaba en 2015 emplazamiento para su centro de distribución para España, Portugal y Andorra. Con las obras finalizadas en un tiempo récord de 32 semanas, sobre un suelo de 140.000 m², con la posibilidad de ampliar la zona de almacenamiento hasta los 80.000 m², Michelín inauguraba su nueva plataforma en septiembre de 2016.

Hoy Plataforma Central Iberum es una historia de éxito, que prevé para 2021 más de 3.500 puestos de empleo directos.

FM Logistic fue el primer operador logístico en llegar a PCI en 2016, con el traslado de sus instalaciones centrales y la construcción de una plataforma logística de 80.000 m² sobre una parcela de 160.000 m².

Para abril de 2017, PCI contaba ya con 250.000 m² urbanizados más, para la instalación de nuevas empresas. Y es en julio de se mismo año, cuando se conoce que Amazon se instalaría en Illescas, en 240.000 m² de suelo en la Plataforma Central Iberum, en un desarrollo del fondo P3 Logistics Parks, para el gigante del e-commerce y que estaba operativa en abril de 2019.

Posteriormente se integraron Airbus y Seur en 2018, en sendas instalaciones de P3 Logistics Parks y Goodman, XPO/H&M en 2019 en instalación de Mountpark, Ehlis en 2018, o de Gazeley/GLP con la construcción de G-Park Illescas, un almacén de 37.000 m² en 2020 para Zalando que operará DHL, además otros desarrollo de Mountpark, P3 Logistics Parks y otros proyectos en marcha como el de la compañía Gruma.

En la actualidad se encuentran las diferentes fases en marcha y consolidando la aceptación de su oferta en una de las zonas indispensables para entender la logística asociada al e-commerce.

PCI Multimodal, la continuación

Con las últimas adjudicaciones de los últimos suelos disponibles, era el momento de plantear nuevas opciones, que pudieran aprovechar el lugar que se ha ganado Illescas en el mapa logístico español, tras haber desarrollado más de 3.500.000 m² de suelo logístico.

Así en 2019 se presentaba el proyecto de PCI Multimodal, con una reserva de suelo de 1,5 millones de metros cuadrados y con el planteamiento para albergar un Puerto Seco con conexión ferroviaria con los principales puertos de interés general.

El proyecto de Plataforma Central Iberum, añadió un factor diferencial basado en la inclusión de una gestión medioambiental integrada.

A pesar de la pandemia por el Covid-19, se han iniciado las obras de urbanización de PCI Multimodal en el segundo semestre de 2020, con el 100% del suelo vendido.

La entrada del gestor alemán de inversiones Aquila Capital en el sector inmologístico español a través de su promotora AQ Acentor, con la compra de 50 hectáreas en la Plataforma Central Iberum bajo la marca Green Logistics, ha supuesto un nuevo hito en el desarrollo de este polo de actividad logística en el centro peninsular.

Una historia de éxito

Ya se está desarrollando  una parcela de 210.000 m² en la que se construye un innovador almacén en cuatro alturas. Además DIA, ha adquirido 125.000 m² de suelo para una plataforma de seco. Son los primeros inquilinos confirmados, que han elegido esta plataforma como la mejor localización logística en el centro de la península ibérica. También se ha reservado suelo para el desarrollo de una terminal ferroviaria.

Con esta ampliación, son ya 1,5 millones de metros cuadrados los que se van a urbanizar en apenas 18 meses, siguiendo la línea de urbanización marcada por PCI en lo que respecta a los principios sostenibles y de respeto medioambiental, así como de calidades adaptadas a las necesidades del sector logístico.

Hoy Plataforma Central Iberum es una historia de éxito, que prevé para 2021 contar con más de 3.500 puestos de empleo directos, y que posiciona a la localidad de Illescas como una de las zonas logísticas más relevantes de toda España.