Inditex sigue avanzando en la implantación de RFID en todas sus enseñas, con el firme convencimiento de que esta tecnología le permite contar con una importante ventaja competitiva en la gestión de sus existencias a nivel global, algo crucial con una red tan extensa, y con la intención de que esté plenamente incorporada en todos sus formatos en 2020.

La tecnología de identificación por radiofrecuencia ya está completamente desplegada en Zara, Massimo Dutti y Uterqüe, con lo que una vez se haya extendido a todas sus enseñas, el grupo textil gallego habrá culminado la integración del stock de cada una de las tiendas por mercado con el de los ‘stockrooms’ online, que actualmente son 33 en todo el mundo.

De igual modo, y por lo que respecta a sus instalaciones logísticas, sigue adelante con su plan de mejora y modernización de instalaciones y centros logísticos, para completar su plan de inversiones vinculadas a la transformación digital.

En este sentido, Inditex ya ha completado la fase de pruebas de su punto de conexión logística en la localidad neerlandesa de Lelystad en los últimos meses, con lo que entrará parcialmente en funcionamiento a lo largo de los últimos meses del año para estar a pleno funcionamiento en 2020,antes de lo previsto.