El departamento técnico de InmoKing iniciará próximamente dos nuevos proyectos de edificación, uno de ellos en la localidad de Ribarroja del Turia y el otro en la de Loriguilla, ambas pertenecientes a Valencia.

Inmoking se encargará del diseño, proyecto de ejecución y dirección de obra de unas nuevas instalaciones logísticas que se construirán a riesgo en el polígono Masía del Conde de Loriguilla. La plataforma, de 6.400 m², estará disponible en el segundo trimestre de 2019 y contará con siete muelles de carga y una altura de 11 metros libres.

Por otro lado, en el Parque Logístico de Valencia, PLV, desarrollará un edificio industrial para reparaciones de vehículos pesados para el Grupo Chema Ballester, sobre una parcela de 1.500 m², que se suma a otras dos que ya tenía el cliente.

La consultora ha completado el proyecto de ejecución y se ocupará de la dirección de obra, el plan de prevención de incendios y el de electricidad, así como del registro industrial del taller y la tramitación de la licencia ambiental.