El sector inmobiliario continuará siendo un foco de interés para los inversores tras la pandemia, especialmente por lo que respecta a la construcción y promoción de naves para actividades logísticas, según Savills Aguirre Newman.

La consultora inmobiliaria estima que este sector saldrán reforzados de una crisis que se estima podría remitir gradualmente a partir de la segunda mitad de este mismo año y que dejará importantes cambios en algunos segmentos inmobiliarios.

Desde el punto de vista de los clientes, la consultora considera que la moderación generalizada de la actividad empresarial se ha reflejado en el aplazamiento en la búsqueda de nuevos espacios.

En este sentido, el mercado de inversión se ha visto igualmente afectado, ya que tanto compradores como vendedores prefieren prorrogar las tomas de decisión a la espera de ver cómo evoluciona la situación.

Por otro lado, el exceso de liquidez y la seguridad de los segmentos inmobiliarios en los mercados más consolidados permiten ser optimistas respecto al mercado de inversión, en consonancia con lo que se ha vivido en Asia, donde, tras el parón inicial provocado por la incertidumbre, se ha producido una sólida reactivación del negocio.

Al mismo tiempo, la alta volatilidad de los mercados financieros y los tipos de interés bajos reforzarán la posición del sector inmobiliario en el mercado de inversión, a la espera de precisar la capacidad de reactivación del mercado cuando se supere la crisis sanitaria.