nuevas-instalaciones-de-invesco-en-barcelona

Con una superficie total de 189.000 m², se trata de instalaciones flexibles que pueden adaptarse a varios tamaños.

En línea con sus planes de expansión en España para adaptarse al rápido crecimiento del comercio electrónico, Invesco ha invertido 173 millones de euros en la adquisición de tres activos logísticos recién construidos.

El primero de ellos está ubicado en la localidad barcelonesa de Abrera, a unos 35 kilómetros de la capital catalana y junto a las carreteras A-2, A-7 y B-40. Por su parte, los otros dos se encuentran en las zonas sur y este de Madrid.

Con una superficie total de 189.000 m², se trata de instalaciones flexibles que pueden adaptarse a varios tamaños para ajustarse a las diferentes necesidades de los operadores gracias a las posibilidades de interconexión de sus módulos.

De este modo, el grupo pretende aumentar su presencia en el segmento de última milla, dando a sus clientes la posibilidad de realizar entregas en las dos principales ciudades de España en un tiempo reducido.

La falta de activos logísticos de calidad en numerosas zonas del país limita cada vez más las opciones de los inversores y operadores, una situación que a su vez ha elevado las rentabilidades y alquileres.