En 10 años, el comercio electrónico ha pasado de representar el 0,7% del volumen total de ventas minoristas en España, al 7,4%. Solamente en España, se realizan alrededor de 700 millones de envíos de mensajería exprés y paquetería cada año.

Es evidente que las compras ‘on-line‘ presentan grandes beneficios para el consumidor, pero también implican una gran generación de residuos y de emisiones de CO2 debido a que los embalajes utilizados se restringen a un solo uso.

Los propios compradores, cada vez más concienciados por el medioambiente, piden soluciones sostenibles a los comercios. Actualmente, tres de cada diez pagaría más por un packaging sostenible en sus pedidos ‘on-line‘.

Koiki, operador de transporte sostenible e inclusivo en España y Portugal, y Rezero, fundación sin ánimo de lucro con 15 años de experiencia en la prevención de residuos, han querido solucionar el problema con una alternativa sostenible y reutilizable a los embalajes desechables: KoPack.

Kopack puede ser utilizado hasta 40 veces, lo que le permite reducir costes, aumentar la satisfacción de sus clientes y cuidar su entorno. Aunque tiene un mayor impacto ambiental en su fabricación que los embalajes de un solo uso, la posibilidad de ser reutilizado permite reducir dicho impacto y los residuos en cada nueva reutilización y de manera exponencial.

Con un embalaje desechable, las emisiones de CO2 aumentan con cada nuevo envío. En cambio, la sustitución de los embalajes desechables por Kopack permitiría reducir el impacto ambiental y los residuos generados en un 43%, desde el primer ciclo de reutilización, y hasta en un 94% a los 20 ciclos.

Una vez utilizados, los embalajes serán devueltos por los destinatarios usando un centro Koiki o un buzón de Correos. Los embalajes serán higienizados posteriormente por personas que pertenecen a colectivos en riesgo de exclusión, y se pondrán de nuevo en circulación.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110