El sector logístico valenciano sigue sumando operaciones que demuestran su pujanza en un contexto de incertidumbre, en el que la actividad logística se está mostrando como uno de los segmentos más resilientes del inmobiliario.

En este marco, Krannich, la distribuidora alemana de placas solares y demás materiales relacionados con energía fotovoltaica, ha arrendado una nave logística en el Parque Logístico Valencia, ubicado en el municipio valenciano de Ribarroja, en una operación que ha contado con la intermediación de Inmoking.

El activo arrendado cuenta con una superficie de 3.114 m² de obra nueva con altos estándares de calidad constructiva, seis muelles de carga, altura libre de once metros en edificación exenta y con acceso directo al cruce de la A-3 con la A-7, muy cerca de Valencia y en plena área metropolitana.

Inmoking estima que la demanda de naves logísticas cerca de Valencia se mantiene estable especialmente en sectores como el de la alimentación, e-commerce y tecnología, sectores acelerados por la propia pandemia a nivel de usuario final y por parte de inversores inmobiliarios y socimis como valor refugio de capital.

Krannich, con presencia en más de veinte países de todo el mundo, cuenta con más de 600 trabajadores en el sector de la distribución internacional de sistemas de energía fotovoltaica.