La asociación logística UNO considera que la inversión de 1.600 millones de euros destinada a la ampliación del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas le convertirá en «un hub logístico mundial de mercancías, que conecte los grandes market place de Asia con Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, pasando por Madrid», señala su presidente, Francisco Aranda.

Desde este colectivo se ha recordado el importante papel de Barajas como “gran motor económico de la Comunidad de Madrid, pues representa el 12% del PIB del territorio y emplea a cerca de 200.000 trabajadores”, de ahí que se muestren convencidos de que «gracias a esta nueva ampliación estas cifras aumentarán considerablemente en los próximos años”, ha puntualizado Aranda.

Asimismo, sostiene que el plan de inversión permitirá, como ya ocurre en los principales aeropuertos del norte de Europa, “convertir Barajas en un airport city, pasando de ser un conjunto de terminales y pistas de despegue y aterrizaje, a convertirse en una auténtica ciudad aeroportuaria que genere importantes cifras de negocio indirectas e inducidas”, comparándolo con Múnich, donde el 50% de los ingresos no tienen relación con el negocio propiamente aeroportuario.

El presidente de Uno ha aprovechado la ocasión para “lamentar que Cataluña haya rechazado la inversión para el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, pues eso supondrá un freno para el impulso de la riqueza y el empleo en el territorio”, ha concluido.