La Autoridad Portuaria de Almería se convierte en el primer organismo público portuario que podrá operar con drones, creando para ello su propia operadora de vuelo de aeronaves pilotadas por control remoto.

El uso de estas herramientas, que se activarán en los puertos de Almería y Carboneras, permitirán a la administración andaluza mejorar la seguridad en los recintos portuarios.

Los drones permitirán asimismo intensificar los métodos de lucha contra la contaminación marina, la protección del medioambiente, la prevención de riesgos laborales, el control de operaciones y otros servicios portuarios.

De este modo, será posible detectar, localizar y ver la evolución de incendios u otras situaciones de emergencia que se produzcan en los puertos, además de poder hacer seguimiento y control del tráfico o de grandes concentraciones de personas.

El trabajo con coordenadas GPS posibilitará asimismo una rápida activación del dispositivo de los servicios de emergencia.

Gracias a un primer simulacro se ha comprobado la efectividad de estos drones, consistente en la búsqueda de una persona no autorizada, armada y que pudiera portar explosivos en el buque Almariya de Trasmediterránea atracado en el puerto de Almería.

Formación específica para el manejo de dron

La operadora de vuelo de drones de la Autoridad Portuaria está integrada por un director de operaciones y nueve pilotos más.

Todos los integrantes de este equipo han obtenido los permisos específicos para el manejo de dron, habiendo asistido previamente a unos cursos de formación de pilotos y han obtenido la habilitación como radiofonistas aeronáuticos.

De esta manera, pueden realizar operaciones dentro del espacio aéreo controlado de Almería, gestionado por el proveedor Enaire.

En principio, todas las operaciones que se realicen serán diurnas y con una aeronave no tripulada, equipada con accesorios como altavoz y foco.

Sin embargo, para el futuro, se contempla la posibilidad de ampliar el número de pilotos habilitados, así como de aeronaves de diferentes especificaciones, con el fin de poder realizar operaciones nocturnas, una vez que los pilotos hayan adquirido la experiencia y habilidades necesarias.