Vista aérea del puerto de Sevilla.

Puerto de Sevilla.

Francisco Herrero, el presidente en funciones de la Autoridad Portuaria de Sevilla, ha anunciado que el puerto presentará el martes 30 de junio las alegaciones al Plan Hidrológico del Guadalquivir que permitan la inclusión del proyecto de dragado de profundización, proyecto que el Tribunal Supremo rechazó por no estar «justificado» y por la posibilidad de causar modificaciones en el espacio protegido de Doñana.

De esta forma, el puerto de Sevilla retoma de nuevo el proyecto de profundización. En este sentido, el presidente ha asegurado que la obra podrá llevarse a cabo cumpliendo todos los requisitos de impacto medioambiental. De hecho, ha señalado el 2017 como posible fecha para el inicio de estos trabajos, que permitirán la entrada a Sevilla, por el Guadalquivir, de buques de mayor calado.

Después de la paralización del Supremo, el dragado de profundización está también pendiente de que la Consejería de Medio Ambiente se pronuncie sobre el proyecto de mejora de las márgenes presentado en noviembre. Hace unas semanas, desde la Junta de Andalucía, se ha señalado que está previsto un estudio del estuario de profundidad, a cuyos resultados condicionó cualquier actuación.